Condenado a pagar 4.000 € por calumniar al guardia civil que regañó a su hijo por matar a un gato

El padre de un niño que maltrató al animal junto a unos amigos acusó al agente por redes sociales de «maltrato infantil».

La condena ha sido confirmada por la Audiencia Provincial de Madrid: 4.000€ por vejar a un agente de la Guardia Civil a través de Facebook después de que este regañase a su hijo por maltratar a un gato.

La historia comenzó un 25 de abril de 2019, cuando el sargento comandante del Puesto de Guardia Civil de Robledo de Chavela, en Madrid, escuchó por la ventana, al unísono, griterío infantil y el maullido de un gato.

Se asomó a la calle y se encontró con una serie de niños que huían a la carrera y que dejaban atrás el cadáver del gato. Poco tardó el sargento en dar con los niños. Les avisó de que debían llamar a sus padres: tendrían que acudir al cuartel para esclarecer lo acontecido.

Dos de los niños rompieron a llorar y el guardia civil decidió no hacer pasar a los menores por ese proceso. Sin embargo, el padre de uno de los niños, cuando fue citado por la infracción de la ley 4/2016 de Protección Animal de la Comunidad de Madrid por parte de su hijo, decidió expresar su malestar a través de Facebook.

“Si eres guardia civil no puedes mentir, mi más profundo respeto a los guardias civiles de verdad, a los demás, ni agua. Lo más fuerte es que uno de esos niños acabó llorando y amenazado con ir a la cárcel, maltrato infantil no, gracias”, publicó en la red social el día 6 de noviembre.

En reiterados mensajes dio a entender que se había producido un caso de abuso infantil a cuatro niños de 11 años. No obstante, lo más flagrante se dio cuando el padre subió una foto de la denuncia en la que se podía identificar al sargento comandante de Robledo de Chavela.

El padre alegó que se había producido un error en la apreciación de la prueba, pero el tribunal aclaró que las pruebas venían directamente de Facebook, por lo que no tuvo cabida dicha apelación.

Además, se da el caso de que el padre admitió la autoría de las publicaciones bajo la premisa de estar defendiendo el honor de su hijo. Lo que estaba haciendo, en realidad, era incurrir en delito al imputar sin pruebas al agente por cometer «maltrato infantil«.

Agraviado por las acusaciones, el guardia civil acudió al abogado Fernando Castellanos, director del Servicio Jurídico de la Asociación Escala Suboficiales de la Guardia Civil, y llevó el caso a los tribunales, donde dieron por lícita su denuncia.

La sentencia ha sido firmada por los magistrados Ignacio U. González Vega, Mª del Sagrario Herrero Enguita y Teresa de la Concepción Costa Vayá este 11 de octubre, según confirma la dictada por el Juzgado de lo Penal Nº18 y según recoge el diario Confilegal.

LEER NOTICIA 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

69 + = 73

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.