Sindicatos policiales denuncian el «estado lamentable» de la perrera municipal de Haro.

Critican el aspecto de las jaulas, con acceso libre y abundante vegetación, sin techos y sin nadie que se encargue de su limpieza.

Los representantes sindicales de la Jefatura de la Policía Local de Haro, pertenecientes a los sindicatos UGT, SPPME y CSIF, denuncian el «lamentable estado» de la perrera municipal, «a pesar del compromiso adquirido por parte del equipo de gobierno -formado por PSOE, Partido Riojano y Podemos, con Laura Rivado, Leopoldo García y Arantxa Carrero- para buscar una solución y mejorar dichas instalaciones».

Los sindicatos afirman en un comunicado que los perros están en unas condiciones «cuando menos muy mejorables e insalubres» y detallan que las jaulas presentan «un estado lamentable, con acceso libre para cualquier persona, sin techos y a la intemperie, con abundante vegetación que en algunas ocasiones dificulta el acceso a las jaulas y con suciedad, ya que nadie se encarga de la limpieza ni de los cuencos en los que se deposita el agua y la comida de los animales».

«Todo esto sumado a que estos animales, que en ocasiones han llegado a estar hasta tres días en el recinto, tienen que ser alimentados con comida que adquieren los agentes con su propio dinero ya que la corporación no se encarga de facilitárselo», continúan en su nota.

Al aspecto de estas instalaciones se suman otros problemas «de calado» como la situación que pueden sufrir algunos perros enfermos y pendientes de asistencia veterinaria, «debido a que el ayuntamiento carece de la prestación de un servicio que se encargue de ello».

 

Los delegados de policía del Ayuntamiento jarrero insisten, además, en que el Consistorio no cumple con lo establecido en el artículo 22 de la Ley 6/2018, de 26 de noviembre, de Protección de los Animales en la Comunidad Autónoma de La Rioja, en el que se recoge la obligatoriedad de disponer de un centro de recogida de animales de compañía en municipios como este de más de 10.000 habitantes.

Respuesta de Carrero

Los delegados se reunieron con la Corporación a mediados de 2021 para exigir «una solución inmediata» y, como recuerdan en su comunicado, se propusieron soluciones como firmar un convenio con otras localidades cercanas que aportaran ingresos para crear un centro adecuado para animales de compañía abandonados en Haro y en su área de influencia, «el cual pueda ser gestionado por la propia Administración o por las asociaciones de protección de animales que actúen como entidades colaboradoras».

Por su parte, la concejal delegada del área, Arantxa Carrero, reconoció que las condiciones del servicio no son las adecuadas. «Pero no es una perrera municipal -explicó-. Tenemos un convenio con el Gobierno de La Rioja, pero no hacen recogidas en fin de semana. A partir de la ley de bienestar animal se creará una».

Noticia completa 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + = 14

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.