Rescatan con vida -de milagro- a dos Yorkies que estaban en el interior de un coche a pleno sol en Las Lagunas de Ruidera

Aunque no lo parezca, el pobre perro de la foto está vivo, se ha recuperado tras sufrir un golpe de calor. Pero está bien de milagro.

Porque alguien eligió dejar a sus dos perros dentro de un coche a pleno sol, con las ventanillas un poco bajadas, como si esto fuera suficiente. Y presumiblemente se fue a dar un paseo o un chapuzón puesto que sucedió en las inmediaciones de la laguna La Colgada dentro del Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera.

Es difícil entender qué tendría en la cabeza la persona que eligió dejar a sus perros ahí, para irse a visitar este Parque Natural, un lugar donde, por cierto sí se puede ir con perro, aunque deben de ir atados y no se pueden bañar.

Es incomprensible como sigue pasando esto: todos los años hay campañas, avisos, alertas e información sobre lo peligroso que es dejar a un perro dentro de un coche si quiera unos minutos, especialmente al sol cuando hace tantísimo calor. Y todos los años vuelve a haber sustos y desgracias.
¿Qué más hay que hacer para que el mensaje llegue a todas las personas con perro?

Lo que cuenta la nota de prensa de la Guardia Civil es que Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a los Servicios de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Manzanares y de la Policía Especialista en Gestión Aeronáutica y de Seguridad Operacional (Equipo PEGASO) de la Comandancia de Ciudad Real del Seprona rescataron el sábado día 12 de agosto por la tarde a dos perros de raza yorkshire que se encontraban en el interior de un coche estacionado en las inmediaciones de la laguna La Colgada dentro del Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera, a pleno sol y con riesgo evidente de sufrir un golpe de calor.

Los Agentes se encontraban patrullando el entorno natural protegido con motivo del refuerzo de seguridad allí desplegado durante el periodo estival y fueron requeridos por su Central Operativa tras haber observado un ciudadano la presencia de estos dos canes en el interior de un vehículo estacionado, totalmente expuesto al sol y con las ventanillas parcialmente bajadas.

La rápida actuación de los efectivos y de una ciudadana que colaboró con éstos en todo momento, permitió que, tras veinte minutos de reanimación dándoles de beber y aplicándoles toallas con hielo y agua, ambos animales recobrasen la normalidad tras el episodio de alta temperatura al que imprudentemente habían sido expuestos.

Resumiendo: los perros están vivos de puro milagro.

A continuación, tras la localización de los propietarios, ambos perros fueron trasladados por éstos a un centro veterinario próximo, donde fueron atendidos por el facultativo de urgencias.

Esperamos que esos «propietarios» hayan sido acusados de maltrato animal y que el haber arriesgado así la vida de sus perros tenga consecuencias, aunque esto no lo menciona la nota de prensa y no nos lo han confirmado aún desde la Guardia Civil. Si no hay informe veterinario, si no hay secuelas de lo sucedido, quizá ni siquiera tengan una sanción.

LEER NOTICIA 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.